Portada » Blog » ¿Cómo preparar un café con leche profesional?
café con leche

¿Cómo preparar un café con leche profesional?

café con leche profesional
Café con leche profesional

Entre las distintas recetas que existen para preparar café, el café con leche es la que goza de más popularidad, tanto a nivel doméstico como comercial; es prácticamente una tradición en la mayoría de las culturas que consumen café.

Dependiendo de la región en la que vivas, conocerás este tipo de preparación como “café marrón” o “café latte”; en casa solo nos enfocaremos en el sabor, pero en las cafeterías podremos degustar un café con leche con aspectos muy profesionales, es decir, con figuras o distintos motivos.

El café marrón como suele llamarse en muchos países, siempre es protagonista durante el desayuno o en las meriendas de la tarde; es un buen detalle para compartir una conversación e incluso la discusión de un buen proyecto.

Esta receta de café con leche es realmente muy sencilla, y para algunos quizá no les parezca que pueda tener un toque profesional; sin embargo, te comparto una receta que le da un toque diferente, y algunas recomendaciones para que puedas lucirte al prepararlo.

Convierte el café con leche en un exquisito postre

Puedes hacer de una bebida simple de café y leche, un verdadero postre para disfrutarlo a cualquier hora del día, acompañando quizá un aperitivo o en el desayuno. Para lograr este cometido, el detalle estribará no en los ingredientes, sino básciamente en la forma de prepararlo y presentarlo.

Además de los clásicos ingredientes de esta prestigiosa bebida, combinarlo con otros elementos como la canela y la leche condensada, puede darle ese toque de postre ideal. Otro aspecto a tener en cuenta, es la presencia dominante del café, es por ello que la mayoría lo prepara con café espresso; es decir, un café fuerte.

No concentres toda tu atención en el sabor, otro detalle importante será la presentación del café. Por ejemplo en las cafeterías, restaurantes u otros lugares, lo sirven en tazas grandes, de 200 ml, ya sea de vidrio o cerámica.

Este tipo de café, suele confundirse con el café cortado, del cual hablamos en este artículo más a fondo. Quiero aclararte que a pesar de llevar los mismos ingredientes, difieren en su preparación y por supuesto en el resultado.

¿Cómo preparar un café con leche al mejor estilo profesional?

Café con leche ¡Sabroso!

La receta en esta ocasión está diseñada para dos personas, de tal forma que puedas compartirlo con alguna visita. Ya sea que lo quieras preparar de forma tradicional o con una variación; lo importante será las proporciones del café y la leche; esto determinará el verdadero sabor de este tipo de café.

También es importante resaltar que el tipo de café que uses tendrá una incidencia clave en el aroma y el sabor; por ejemplo, cuando se utiliza “café soluble” o café molido al natural. Incluso si lo preparas en cafetera o en olla.

En lo particular, te recomiendo utilizar granos de café tostados y molerlo poco antes de hacer la preparación; si esto no es posible, entonces utiliza el café ya molido o el instantáneo. En cuanto a la leche, puede ser leche natural o pasteurizada, completa o deslactosada. Por supuesto tienes que saber que, si es completa tendrá más grasa y podrá quedar más cremosa.

Ingredientes de la receta

  • 220 ml de agua.
  • 25 gramos de café
  • 160 ml de leche
  • 20 gramos de azúcar morena
  • Una cucharadita de canela
  • 20 ml de leche condensada

Comencemos a preparar el café

café con leche
café con leche

Si la preparación del café con leche es en casa, te recomiendo que lo hagas en una olla y no en la cafetera ¿Por qué? Porque en la cafetera el agua no se impregnará por completo del café. En la olla, al agregar el café, antes de que el agua comience a hervir, tanto el aroma como otras propiedades se fundirán en el agua.

Si tienes la máquina de preparar café será mucho más cómodo; ya que allí mismo podrás calentar la leche con ayuda de la varilla.

Lo primero que haremos es adecuar la leche para el café; en un recipiente de aluminio, vertimos la leche y la dejamos calentar a fuego medio hasta que comience a hervir, revolver solo un poco y retirar del fuego; si la dejas hervir demasiado se quemará y no tendrás una bebida perfecta.

En una olla, a fuego medio, vierte los 220 ml de agua. Cuando esté caliente pero previo a que hierva, agregas el café y la azúcar morena; una vez que hierva, déjalo por espacio de cinco minutos y retiras.

Acto seguido, en una taza de vidrio o cerámica, agrega 100 ml de café y 80 ml de leche; no viertas la leche demasiado rápido, procura hacerlo despacio. Finalmente, añades 10 ml de leche condenada y un canela al gusto. Repites los pasos para la segunda taza. Puedes acompañar con galletas, torta o pan.

Recomendaciones para que el café con leche quede espectacular

  • Algunos usuarios preparan el café con leche, añadiendo la mitad de café y la mitad de leche; es una buena proporción; sin embargo, yo prefiero hacerlo con un 10% menos de leche para que el sabor de café domine la bebida; si no conoces bien las proporciones, entonces el resultado será un café cortado o muy ligero.
  • Para que la leche pueda tener esa consistencia cremosa y con apariencia espumosa; es importante “revolverla” durante el proceso de cocción; si la mantienes en reposo, no entrará aire y el resultado no será el deseado.
  • Para los usuarios que por razones de salud no pueden consumir el café con leche de vaca, se puede utilizar en su lugar una leche de origen “vegetal”; sin embargo, está muy claro que el sabor se verá afectado significativamente.

¿Cómo te quedó el café con leche? ¿Cremoso, espumoso, en su punto? Con práctica podrás encontrar el punto perfecto de este tipo de café, y servirlo como todo un/a profesional.

Como hacer CAFÉ con Leche CREMOSO (SIN MÁQUINA) COCINA CONMIGO

Ir arriba