El café orgánico es el que cuenta con capacidades naturales de su entorno y se produce aprovechando todos los recursos posibles. Este tipo de café no contiene aditivos químicos ni sintéticos conocidos, tales como herbicidas, pesticidas, fertilizantes o fungicidas.

Este café es necesario sembrarlo en suelos nutridos y en entornos favorables como en bosques de árboles altos que logran controlar la luz del sol y la humedad, para procurar el sano crecimiento del cafeto.

café orgánico
café orgánico
Si no tienes idea que es el café orgánico, es hora de que lo busque y descubra por qué debe tomarlo, porque los productos ecológicos han llegado para quedarse.

La mayoría del café orgánico que se consume en todo el mundo se origina principalmente en un 75% de las regiones latinoamericanas y el resto en algunas localidades de Asia y África.

Condiciones de producción del café orgánico

Para que el café sea denominado orgánico, es necesario que sea certificado, lo que significa que debe demostrar que cumple con las condiciones de producción que se mencionan a continuación:

  • A fin de conservar la biodiversidad del sitio, las tierras se deben mantener en óptimas condiciones.
  • No se debe perturbar el sistema ecológico natural.
  • Evitar la contaminación del aire, suelo y aguas de forma agresiva; siempre existe un nivel de influencia, pero debe ser reversible.
  • El control de plagas, de hierbas malas y la fertilización del suelo, se debe llevar a través de técnicas tradicionales y que no sean invasivas.
  • Para el procesamiento del tostado y almacenamiento se debe usar un espacio diferenciado, donde no se mezcle con el cultivado.

Cultivar café orgánico, puede implicar una ardua labor, pero con una pureza natural en el producto final, por esta razón el precio es un poco más alto de lo habitual.

Al consumir este tipo de café obtendrás muchos beneficios e incluso menores riesgos para la salud, gracias a su cuidadoso proceso natural que implica el cultivo de sus granos.

Beneficios del café orgánico

De consumo

Generalmente, el café provee beneficios muy saludables para el organismo, ya que contiene vitaminas, minerales y antioxidantes.

En caso del café orgánico, mantiene normales sus niveles, lo que quiere decir que no pierde sus propiedades, ya que no cuenta con aditivos químicos que las elimine.

De igual manera esto influye en el sabor, ya que, al ser sometido a una intervención química menor, el aroma y sabor del café orgánico es más natural y puro.

Ambientales

El consumidor no es el único que recibe beneficios, el entorno ambiental también se beneficia. Alrededor de los cultivos de café orgánico se genera todo un sistema natural para su cuidado y conservación.

Adicionalmente, la cosecha de café orgánico ayuda a resguardar la fauna de intoxicación o envenenamiento por pesticidas y minimiza la huella de carbono.

Contribuye a un enriquecimiento natural y sostenido de las tierras, evitando la agresividad de productos químicos y fertilizantes que se arrastran y afectan fuentes de suelo y agua.

Para productores

El cultivo de este café orgánico también protege al productor, ya que evita su exposición constante a fertilizantes, pesticidas, fungicidas, herbicidas e insecticidas que afectan potencialmente la salud.

Asimismo, la certificación de café orgánico a nivel mundial estimula a pequeños y medianos agricultores, los cuales forman la mayor parte de mano de obra de este sector.

Fomenta el desarrollo local, abriendo alternativas económicas tales como el turismo rural.

Diferencias entre café orgánico y tradicional

Al momento de seleccionar un buen café, recomendamos tomar en cuenta las diferencias más importantes entre el orgánico y el tradicional, para que elijas el mejor producto:

Café orgánico

  1. Garantiza la preservación y sostenibilidad del ambiente natural.
  2. Las plantas de café orgánico, suelen crecer bajo sombra, fomentando el respeto hacia los bosques, incrementando la biodiversidad y luchando contra el cambio climático.
  3. La producción de este tipo de café es mucho menor en comparación con la convencional, ya que sus granos se seleccionan manualmente y son tratados con procesos artesanales.
  4. Garantiza un sabor íntegro y natural muy exquisito al paladar.

Café tradicional

  1. En su proceso suele intervenir productos sintéticos, químicos y hasta tóxicos, tanto para la naturaleza, como para el ser humano.
  2. Requiere de tala de bosques, con el fin de sembrar variedades que necesitan insolación directa.
  3. Por estar destinado al consumo masivo, se suele fabricar en grandes cantidades de forma industrial.
  4. El sabor de este tipo de café suele ser un poco amargo, debido a que es más quemado de lo normal.

Si tu decisión es formar parte de un consumo responsable, puedes iniciar tomando café orgánico. Quizá debas pagar un poco más de lo normal, pero estarás garantizando el consumo de un producto totalmente natural y que brinda diversos beneficios a ti y a tu entorno.

Del mismo modo, estarás colaborando con el desarrollo de pequeños productores de café y ayudando en la expansión de este arduo trabajo.

Incorpora en tu lista de compras el café orgánico y divulga sus grandes beneficios, de esta manera degustarás al máximo un excelente café con mucho sabor 100% natural.