«No es lo mismo leche con café que café con leche»

Mis padres me enseñaron que desde niño, hacer un café con leche requiere más café que leche, pero la leche con café es otra cosa.

Las diferentes combinaciones de leche al momento de tomar café son múltiples. Y es que hay para todos los gustos. Los amantes del café con leche tienen una larga lista de tipos de leches que pueden tomar con el primer café de la mañana.

En el mercado se divisan múltiples marcas de las cuales puedes disfrutar de un suculento café con leche.

Sin embargo, muchas personas prefieren tomarlo sin leche por el temor a engordar por las calorías extra que se agregan a la dieta diaria.

El tema del café siempre ha sido mi pasión y no por nada me he animado en armar este blog de maquinacafe.org este artículo hablaré del café con leche, sus propiedades calóricas, beneficios y como es mejor beberla, leche caliente o leche fría, con azúcar o no.

¿El tipo de leche impacta en las calorías del café con leche?

Por lo general, leche pasteurizada supone un aporte adicional a las calorías del café con leche en conjunto. Claro está, que si solo te tomas una taza no puedes ver el impacto. Pero, si ingieres decenas de ellas puedes adicionar un par de kilos a final de mes.

¡No te preocupes! Hay una inmensa variedad de tipos de leche, que puedes consumir sin afectar la figura. Entre ellas se encuentra la leche semidesnatada que es un tipo de leche que se encuentra fácilmente en los supermercados de Europa y el Reino Unido. La leche semidesnatada tiene un contenido de grasa del 1,7% y la distribución a nivel mundial se ha ido expandiendo llevando mucha satisfacción a las personas quienes bien le hace bien una leche con menor contenido graso.

La intolerancia a la lactosa y el café

Las personas intolerantes a la lactosa pueden sufrir problemas de salud como dolores de cabeza, mal de estómago (indigestión), vómito o diarrea. 

Esa indigestión daña tanto el estómago y por tanto el hígado, su consumo provoca que tengan problemas de salud como un dolor de cabeza, ya que un hígado inflamado provoca tensión muscular y un giro imperceptible de tu salud. Esta modificación de la posición castiga los músculos del cuello que sofocan tanto la circulación sanguínea como los músculos cervicales. De ahí el dolor de cabeza y las migrañas.

Para un metabolismo que no es intolerante al café o la leche, no hay nada de malo en tomar café con leche si se consume en la medida correcta, es decir, un máximo de tres o cuatro por día.

Los beneficios también se encuentran en ambas bebidas juntas y por separado, ya que destacan sus propiedades antioxidantes, además de satisfacer el apetito y aumentar la sensación de expectativa. “En general, consumirlo no provoca problemas de salud”, afirma la asociación de Dietistas y Nutricionistas de Aragón.

El café que consume a diario no es del todo saludable. Sin embargo, es preferible optar por un café orgánico y no tostado, ya que se agrega azúcar dentro del proceso de tostado. Por el contrario, el café natural significa tostar sin aditivos. De igual manera ocurre con la leche, por eso la leche de vaca o una bebida vegetal como la leche de coco es más saludable, ya que son productos más naturales.

De esta forma, mantendrás el café con leche como parte de tu desayuno sin remordimientos ni problemas que afecten tu salud.

¿Cuáles son los tipos de leche más comunes?

Ahora bien, en vista de que hay tantas opciones para todos los gustos y no todas las personas se encuentran a dieta, queremos darte la oportunidad de que pudieras apreciar todos los tipos de leche y sus calorías para poder darle amplitud al momento de elegir. Recuerda que no todos pueden consumir lactosa o leche pasteurizada, para ellos también hay varias opciones. 

Ahora, hay una amplia variedad de alternativas de leche que llenan el gabinete de productos lácteos, lo que hace que elegir la mejor sea un poco complicado. Y aunque las leches de moda como la leche de soja, la leche de almendra y la leche de avena pueden parecer la opción más saludable, eso no es necesariamente cierto. 

6 Tipos de leches ideales para mezclar con el café

Más abajo te exponemos los tipos de leche más importantes en bares y cafeterías. Hay muchas más, pero esta son la más comunes.

1. Leche de la vaca:

La leche de vaca es la más común y se usa en cafés, bares y restaurantes en todo el mundo, por su puesto!

Es lo más habitual cuando se pide un café con leche, aunque hay otros tipos de leche animal, como la de yegua, oveja, camello, cabra y burro.

Como es la más comercial, ofrecen diferentes tipos de esta leche. 

  • Leche entera (whole milk)
  • Leche semidesnatada (Semi-skimmed milk)
  • Leche desnatada  (Skimmed milk)
  • Leche sin lactosa (Lactose free milk)
  • Leche entera (whole milk)
  • Leche semidesnatada (Semi-skimmed milk)
  • Leche desnatada  (Skimmed milk)
  • Leche sin lactosa

2. Leche de soja

Uno de los tipos de leches vegetales más populares, porque tiene grandes propiedades nutricionales. Es rico en proteínas, fósforo y calcio. es ideal para personas con diabetes y / o problemas cardíacos.

Esta leche hará que los cafés y tés sean más ligeros, ya que su digestión es más sencilla.

3. Leche de Avena

La leche de avena es uno de los más sustitutos de la leche de vaca, al igual que la leche de soja. Viene cargada de propiedades beneficiosas, entre ellas: aminoácidos, minerales y vitaminas B y E. También hay que destacar su acción protectora sobre el intestino, es diurética y favorece el sistema nervioso.

Al ser una leche muy digestiva, resulta ideal para el postre con café o cualquier tipo de té.

4. Leche de Almendras

Similar a la leche de avena en cuanto a sus propiedades, ayuda a fortalecer el sistema y también reduce el colesterol. Es ideal para personas con problemas digestivos, diabéticos e intolerantes a la lactosa.

5. Leche de Arroz

Leche muy ligera y dulce, aunque con un sabor muy suave que dará diferentes notas a sus cafés y tés. La leche de arroz es recomendada para mujeres embarazadas y para personas con dolencias del sistema gastrointestinal como intestino irritable o gastritis.

También es ideal para cualquier té porque no altera su sabor. Se recomienda su uso en cafés sin espuma, ya que es muy difícil de espumar y cuando se logra tiene poca consistencia.

6. Leche de coco

Leche de coco

La leche de coco está cada vez más de moda. Es muy calórica en comparación al resto de las leches vegetales, pero en un tiempo equivalente proporciona muchos nutrientes y es extremadamente beneficiosa. Otra propiedad resaltante es que es muy cremosa. La leche de coco deja un sutil sabor a coco que no elimina los matices duros del café o el té.

Es ideal para tés helados o tés negros y excelente para capuchinos.

Calorías del café y leche

Variedades similares de leche baja en grasa, leche sin lactosa, leche hidrolizada e incluso la leche vegetal tienen niveles de contenido de grasa de 1 o 2%, según corresponda. Dependiendo de cuál use en su preparación matutina afectará las calorías del café con leche totales.

Si llevamos a un contador las calorías del café con la leche pasteurizada de forma independiente, tenemos que:

Una taza de 6 a 8 onzas de café contiene solo tiene 2 calorías,  por lo que agregar 1 onza de leche semidesnatada le pone otras 15 calorías más. 

Usar 1 onza de leche al 2% en su lugar también proporciona alrededor de 15 calorías adicionales. Reducirá algunas calorías si opta por leche al 1%, ya que 1 onza de esta leche tiene solo 13 calorías.

¡Solo dos calorías por taza!

Darse un capricho con una taza de café es sin duda uno de esos placeres irresistibles. Te ayuda a comenzar el día y te mantiene activo hasta tu próxima comida, especialmente cuando estás a dieta, ¡todo en menos de 2 calorías por taza de café!

Sin embargo, es lo que agregas a tu café lo que podría aumentar el contenido de grasa y azúcar y agregar calorías. Especialmente si estás tomando una de esas bebidas sofisticadas en una cafetería de moda, generalmente cargada de azúcar, jarabe y nata para !sumar 500 calorías!, una gran influencia en tu recuento diario de calorías del café con leche.

Simplemente agrega crema a tu café, por ejemplo, agrega entre 110-140 calorías y 9-13 gramos de grasa.

Una bebida a base de café que te brinde un promedio de 100 calorías o menos por 1 taza puede encajar fácilmente en tu plan de dieta. Por supuesto, si no se beben más de dos o tres cómo mucho al día. 

Para que tengas una idea de las calorías del café con leche desnatada, en 360 ml se encuentra un promedio de 150 cal. Para reducir las calorías del café de las cafeterías, pida leche desnatada sin dudarlo y omita la leche condensada, la leche evaporada y el jarabe de sabor. Toma solo un sobre de azúcar o edulcorante artificial de vez en cuando. Y allí puedes beberlo sin remordimientos. 

¿Azúcar o no?

El café en sí mismo casi no tiene calorías, pero el café con leche se forma a partir de una mezcla de varios alimentos y aumenta las calorías.

En el caso del café con leche, descubrimos que uno de sus ingredientes, el azúcar, solo aporta calorías vacías al organismo o dicho de otro modo, solo aporta energía, ya que carece de lípidos y nutrientes.

Las calorías vacías engordan más que las calorías que otros alimentos pueden proporcionar, como las nueces.
Por tanto, diremos que, si el café tiene un contenido bajo en calorías, una vez que bebemos café con leche aumentamos la cantidad de calorías que ingerimos gracias al aporte calórico de sus otros dos ingredientes, que son: azúcar y leche.

Por si fuera poco, el café con leche a su vez presenta variantes, como por ejemplo el café capuchino que también contiene chocolate rallado o en polvo y nata; el aporte calórico es aún mayor.

En el siguiente cuadro te presento los diferentes tipos de café con leche y sus calorías:

Café expresso2 Kcal
Café expresso cortado con leche pequeño10 Kcal
Café con leche40 Kcal
Café con crema pequeño40 Kcal
café lagrima o manchado90 Kcal
Café capuchino con cacao o canela110 Kcal
Café vienés140 Kcal
La información nutricional del café basado en una taza estándar 240ml

Leche y nutrición

La leche es una buena fuente de proteínas para la construcción de músculos, así como de calcio que es crucial para huesos y dientes fuertes. 

También proporciona una variedad de otros nutrientes, como vitamina B12 para la función del sistema nervioso, vitamina A para la salud de los ojos y potasio para la función cardíaca y muscular. Suena como un verdadero multivitamínico alimenticio, ¿verdad?

Si no te gustan los lácteos, la leche de soja es la mejor alternativa. Esto se debe a que su contenido de proteínas es similar al de la leche de vaca y, si bien no es una fuente natural de calcio, hay muchas marcas que están fortificadas.

Cantidad de calorías en cada tipo de leche

Entonces, ahora lo que estabas esperando: la cantidad de calorías en cada uno de estos diferentes tipos de leche. Sin embargo, es de esperar que a estas alturas ya puedas reconocer que la leche es mucho más que la cantidad de energía que contiene, y la densidad de nutrientes debe considerarse seriamente. Pero sin más preámbulos, aquí hay una lista de leches en orden de mayor densidad energética a menos densidad energética. En aras de la comparación, cada valor representa por cada ración de 100 ml.

Tipos de lecheCalorías
Leche de arroz61 calorías
Leche de soya (regular)59 calorías
Leche de avena51 calorías
Leche de almendras azucarada 29 calorías
Leche de coco 23 calorías
Leche de almendras sin azúcar16 calorías
Medidas basadas en un vaso de leche estandar, 250ml

¿Debería beber el café negro o con leche?

En líneas generales si quieres bajar de peso y estás trabajando activamente para lograr ese objetivo, tomar tu café sin leche por un tiempo te ayudará. Pero ¿Por qué privarte de esa delicia si tienes varias opciones de leche sin tantas calorías?

El café solo tiene pocas calorías en comparación con el café con leche pero pasteurizada más azúcar. La ingesta de café negro por si mismo te permitirá controlar tu cantidad de calorías durante su período de pérdida de peso. Además puedes seguir estos consejos:

Agrega leche a tu café por la noche

Tomar café negro puro te energiza, dándote mucha más conciencia y claridad mental, ya que no hay crema ni leche que limite sus efectos. Por tanto, beber una taza de café negro por la noche puede acabar por impedirle dormir durante mucho tiempo hasta tarde en la noche. Tomar las 50 calorías adicionales del café con leche sería la opción más saludable y evitará que alteres tus patrones de sueño.

Para quienes ya tienen dificultades para dormir por la noche, los expertos recomiendan no tomar café, ya sea negro o con leche, después del atardecer. Por otro lado, si usted planea hace algo importante por la noche y comienza a sentir sueño, beber café negro será más efectivo para mantenerse en vela por más tiempo.

Añade leche si sufre de acidez

Se aconseja a las personas con acidez que eviten tomar café, especialmente café negro, ya que tiene un nivel de pH extremadamente alto. Además, el café negro concentrado también aumenta la concentración de ácido en la orina. 

Por lo tanto, la mejor opción no es solo tomar café con leche pasteurizada o leche sin lactosa, sino también asegurarse de beber suficiente agua y añadir alimentos acuosos como pepinos a su dieta para ayudar a neutralizar este efecto.

El consumo de leche para prevenir el cáncer de esófago

Una de las preocupaciones sobre el consumo de café es el hecho de que resulta en cáncer de esófago. Es sabido que beber una taza de café muy caliente aumentará las posibilidades de sufrir quemaduras térmicas en los tejidos sensibles del esófago. 

Y en caso de que no lo supiera, estas quemaduras son una parte vital del proceso que contribuye al peligro de contraer neoplasias malignas del esófago. Sin embargo, al agregar leche a tu taza de café, la temperatura de su bebida se reduce en gran medida y puede hacerla mucho más segura.

También te puede interesar para tu salud.

Publicaciones Similares