Cómo hacer café sin cafetera

Aquí en máquina café estamos preparados para cualquier situación que se le presente a nuestros queridos lectores, sea cual sea el motivo o circunstancia que hayas tenido para tener que preparar tu amado café si una cafetera, aquí te explicamos todo lo necesitas saber.

Encontrarás diversas recetas para que tengas de donde elegir, y no te quedes solo con el café negro, así, ya estarás preparado para otra ocasión similar y sorprenderás a los que tengas a tu alrededor.

Te invitamos  a leer hasta el final para que nos comentes como te fue en esta nueva experiencia para ti, nos interesa saber tu opinión.

¿Cómo se hace un buen café negro casero?

Lo esencial para preparar un buen café es que necesitas tener una materia prima de calidad, ya que depende de ella el resultado de tu café, luego de prepararlo puedes utilizar un colador de tela o un filtro para colar tu café.

Los materiales que normalmente necesitaras son los siguientes:

  • 2 cucharadas pequeñas de café molido.
  • 1 taza de agua.
  • 1 cacerola u olla pequeña.
  • 1 colador.
  • 1 cucharilla.
  • 1 recipiente.

Hay diversas maneras de preparar el café sin cafetera, por ejemplo:

  • A través de una infusión:
  • Coloca la cantidad de agua que necesites en una olla pequeña y añadir 2 o 3 cucharadas de café molido, lo remueves bien para que el café se hidrate.
  • ​Enciende el fuego, mueve la mezcla ocasionalmente y esperar a que hierva por dos minutos, no le quites la vista porque cuando hierve sube la mezcla y se puede derramar.
  • ​Luego, cuelas el café y lo viertes en una taza, añade azúcar a tu gusto.
  • A través de filtrado:
  • Calienta agua en una olla o un calentador.
  • ​Coloca el café molido en un filtro de café, ata el filtro con un cordel o hilo formando un paquete.
  • ​Coloca el filtro atado en una taza y vierte el agua caliente encima dejando reposar 3 o 4 minutos. Si prefieres el café más o menos ligero, puedes dejarlo reposar más o menos tiempo, añade azúcar a tu gusto.
  • En una prensa francesa:
    • Echa el café dentro de la prensa, calienta el agua y viértela en la prensa junto al café.
    • Déjalo reposar entre 2 y 4 minutos, dependiendo del tamaño de la prensa.
    • Sumergir el filtro y servir el café directamente, añade azúcar a tu gusto.

Si no tienes una prensa francesa, no te preocupes, aquí está la solución:

  1. Hierve la cantidad de agua que necesites.
  2. Agrega en una taza grande 2 o 3 cucharadas de café, depende de cuantas tazas vayas a servir.
  3. Cuando ya esté el agua hirviendo, vierte una pequeña cantidad de agua para cubrir el café molido, espera 30 segundos y continúa vertiendo el resto del agua, déjalo reposar durante unos 4 o 5 minutos.
  4. Para finalizar vierte lentamente el café en una taza limpia para la borra de café quede en la taza donde lo preparaste, ya que se hunde hasta el fondo de la taza mientras dejas que el café se filtre.
  • En microondas:
  • Calienta una taza de agua en el microondas, no dejes que hierva.
  • Cuando esté listo, saque la taza con agua y agregue 2 cucharadas de  café molido.
  • Revuelve bien para asegurarte de que no queden grumos de café en el agua.
  • Deja que la mezcla repose y se prepare. Cuanto más fuerte te guste el café, más tiempo debes dejarlo reposar.
  • Bebe tu café hecho en microondas, no te lo tomes hasta el final porque la borra de café se asentara en el fondo de la taza.

¿Cómo preparar café sin filtro?

¿Cómo preparar café sin filtro?
¿Cómo preparar café sin filtro?

Prácticamente cualquier cosa te puede servir, desde un colador de malla fina hasta un paño de cocina puede funcionar, solo es tener un poco de imaginación, a continuación te daremos algunas ideas que puedes utilizar luego de preparar el café sin cafetera como te lo explicamos anteriormente:

  1. Estopilla o tela de algodón: corta un trozo de estopilla midiéndolo según el tamaño de la taza que utilizaras y lo suficientemente grande como para doblarla por la mitad dos veces.

Asegúrela con abrazaderas o una banda elástica y que el paño esté lo suficientemente flojo como para que se moje considerablemente y la borra de café se asiente.

  • Toalla de papel: asegúrate de que la toalla no sea tan delgada que se desprenda una vez que le eches el agua, que no tenga olor y ni huellas. Toma un pedazo cuadrado de toalla de papel y lo doblas por la mitad dos veces, asegúrela con abrazaderas o una banda elástica en la taza que utilizaras.
  • Toalla de cocina o una servilleta de tela: debe de estar limpia y que sea bastante delgada, pero que no sea blanca porque se puede manchar. Dobla la toalla por la mitad y asegúralo en la taza con un elástico o unas abrazaderas.
  • Bolsa de té reutilizable: si tienes un colador reutilizable o bolsitas de té solo debes agregar café finamente molido dentro y ciérralo, ahora solo lo sumergirás en una taza con agua que no esté ni demasiado caliente ni demasiado fría.

Recetas de café casero hecho sin cafetera

Café expreso casero

Es un café solo y fuerte que puedes preparar colocando a hervir una taza de agua, cuando ya esté en ebullición coloca dos cucharadas de café molido en polvo en un filtro o colador de café.

Luego agrega el agua hirviendo lentamente y listo, así obtendrás un delicioso café. Agrega azúcar al gusto.

Café americano casero

Es un café que se prepara muy parecido al expreso, solo que más suave porque deberás agregar más agua a la preparación y por ende se sirve en una taza más grande. 

Café con leche casero

También conocido como “latte macchiato” o “leche manchada”, es una mezcla de leche y café expreso, en un vaso de leche a tu gusto, añade un poco de café expreso, y listo.

Capuchino casero

Esta es una deliciosa mezcla elaborada con 125 ml de leche y 25 ml de café expreso. Debes preparar la leche al vapor, meneándola con un batidor de mano para crear mucha espuma, puedes agregar un toque de vainilla, lo sirves en una taza grande.

Si gusta, puedes decorarlo con leche condensada, chocolate fundido, canela en polvo, lluvia de colores o chocolate, ideal para una tarde de frio, acompañado de unas galletitas o una deliciosa torta.

Café helado casero

Primero debes preparar una taza de café a tu gusto, sea fuerte o suave, media taza de leche y dos tazas de hielo.

Colocas los ingredientes en la licuadora o en una trituradora, hasta quedar una mezcla de café frappé, homogénea y cremosa. Lo sirves solo, con crema montada, chocolate, leche condensada, galletas trituradas, lluvia de colores, lo que prefieras, y listo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.