Portada » Blog » Conoce un poco sobre los tipos de café Málaga
café málaga

Conoce un poco sobre los tipos de café Málaga

café Málaga

Málaga es una provincia de España donde existe una manera muy peculiar de pedir un café, ya sea solo o con leche, si piensas ir de visita, primero debes de conocer esta costumbre y los tipos de café Málaga

La clave aquí es encontrar el equilibrio exacto entre la leche y el café que se adapte a su gusto y / o necesidades en el momento de hacer el pedido; hay que tener una mente hábil para dominar las proporciones matemáticas del café y la leche a un nivel experto.

Por lo tanto, aprender a pedir café en Málaga es un reto muy divertido y por qué no decir aromático, y lo que es mejor o peor según lo mires, es que cuando salgas de la ciudad lo echará de menos, ya que si pides un café así fuera de la ciudad, no te entenderán.

¿Cómo se pide un café Málaga?

  • Café solo: es para aquellos que les gusta disfrutar el café solo.
  • Café largo: es para aquellos que les gusta un 90% de café con un 10% de leche, también lo conocen como manchado.
  • Café semi-largo: es para aquellos que les gusta un 80% de café con un 20% de leche.
  • Café solo corto: es para aquellos que les gusta un 60% con un 40%  de leche.
  • Café mitad: el auténtico café con leche, es para aquellos que les gusta un 50% café y un 50% de leche.
  • Café entrecorto: es para aquellos que les gusta un 40% de café y un 60% de leche.
  • Café corto: es para aquellos que les gusta un 30% café y un 70% de leche.
  • Café sombra: es para aquellos que les gusta un 20% de café y una buena proporción de leche, un 80%.
  • Café nube: es para aquellos que les gusta un 90% de leche y tan solo un 10% de café, o leche manchada de café.
  • Café no me lo ponga: Este es sin duda el más divertido porque, como bien indica su nombre, incluye un 0% de leche y un 0% de café. 

Historia del café Málaga

Todo comenzó en los años 50, cuando el dueño en esa época era José Prado Crespo; observaba cómo cada cliente pedía a su gusto, colocando los dedos que deseaba de café en el vaso; lo cual hacía que en muchas ocasiones tuviese que preparar otro café y tirar el sobrante.

En ese entonces el café en la posguerra española, era escaso y muy costoso. Fue así como un día el señor José decidió hacer una lista con los gustos de sus clientes; y le salieron 9 cantidades que plasmo en un mosaico de azulejos en el local donde se distingue cada variedad.

Como noto que faltaba uno en lista para que llegara a 10, con su diseño andaba preguntando a los clientes y tertulianos, que por aquellas fechas poblaban el local: ¿qué café me falta? Hasta que uno de sus camareros le contestó: Don José el que le falta es el «no me lo ponga».

Y así fue como Don José, al que le encantaban las bromas, completó su Cartel de con los diez cafés que perviven hasta el día de hoy.

¿Cómo se extendió esta costumbre por toda Málaga?

Hay que tener en cuenta que Málaga es la capital de esta provincia; y que tarde o temprano cualquier malagueño tenía que pasar por la capital a solucionar cualquier trámite administrativo, y pasar por la central a tomar un café era una tradición.

De esta manera se fue popularizando esta forma tan peculiar de pedir un café. A muchos les gusto la idea, hasta tal punto que uno de los más famosos tostaderos de café de Málaga; Cafés Santa Cristina, pidió permiso a don José para utilizar una versión de su cartel en su publicidad de la empresa de tostado de café.

Y con el permiso del señor José, se le hizo publicidad a su idea; toda la provincia empezó a conocerla,  hasta convertirse en el sistema dominante de pedir café esta zona.

Y tú, ¿Qué opinas? Te encantaría visitar Málaga ¿verdad? ¡Coméntanos!

Ir arriba