Quizá te estés preguntando ¿Un café asiático no es igual en todo el mundo? Quizás si omitiésemos España esto podría ser posible, ya que acá hacemos las cosas un tanto diferente.

Para muchos un café asiático es uno que se hace en Asia, pero en España le tenemos otra visión.

Si te encuentras de visita por España, verás que este café es un tanto distinto al de Asia, ya que por una extensa historia que te contaré a continuación, acá se hace diferente.

CAFÉ ASIÁTICO
CAFÉ ASIÁTICO

Para los españoles, un café asiático es una bebida que tiene como base el café negro, mientras que este lleva consigo leche condensada y un brandi o licor 47, sin dejar a un lado su toque de canela para armonizar, ocasionalmente puedes verlo acompañado por una corteza de limón y granos de café, esto es meramente decorativo, pero es lo más común acá.

Los españoles por naturaleza somos amantes del café, y más aún en las zonas frías, por lo que si vienes de visita lo notaras enseguida, pero para que entiendas por qué nuestro café asiático es diferente, deberé enseñarte parte de la historia, para que puedas entenderlo.

Historia sobre el café asiático en España

Según la leyenda esta se inspiró en el que pedían los marineros que llegaban al puerto de Asia a principios del siglo XX, por lo que el origen de la bebida se encuentra en Cartagena, un importante puerto mediterráneo del sur de España.

En ese puerto aparentemente llegaban barcos provenientes de Asia, por lo que la leyenda dice que fue la inspiración para el uso de leche condensada al café, ya que la leche condensada era y es muy frecuente en los barcos costeros.

Es por eso que se explica la llegada de la leche condensada a un café con su respectivo aguardiente, gracias a los pescadores, y no directamente de los asiáticos.

Además del café asiático, está el café barraquito en las Islas Canarias y otras combinaciones similares de café con leche condensada y licores similares, ya que es muy normal por esas zonas.

Tanto si hay una influencia asiática real como falsa en la receta, el origen verdadero se remonta a los años cuarenta, cuando fue elaborada por Pedro Conesa Ortega desde su establecimiento en El Albujón, más concretamente en el Bar Pedrín.

Sin embargo, la bebida se conocía anteriormente con diversas variaciones, ya que parece que los pescadores al igual que los agricultores de la región de Cartagena para ese entonces solían tomar un café de mala calidad, el recuelo, que por el nombre parece indicar que era café, con aguardiente y leche condensada.

Así, los de Cartagena se inspiraron en un modo de beber café como los pescadores.

Siguiendo la costumbre universal de mezclar el café con la bebida alcohólica más cercana, en este caso era brandy o coñac, dando consigo luz a aquella bebida que incorporaba el licor 43, creando lo que hoy por hoy, los españoles conocemos como el café asiático.

¿Cómo obtienes un perfecto café asiático español?

Mezclando dos tipos de cafés muy españoles, los cuales son el café bombo con el carajillo.

Si no eres español, te lo explico mejor, el café bombo es café con leche condensada y el carajillo es el café con brandy, si las combinas creas el café asiático.

Para servir correctamente un café asiático necesitas de una copa de cristal grueso, o como le llamamos acá, la copa de campana fuerte, ya que si utilizas una copa de cristal delgado el calor del café podría romper la copa, ya que la combinación de entre cafés es más caliente.

Normalmente se sirve en un vaso especial conocido en un principio como un cristal macizo de campana, creadas así para evitar el colapso térmico del mismo.

Copa fabricada originalmente por la Unión Vidriera de España, situada en el distrito de Cartagena a Santa Lucía.

Por lo que vemos, el café asiático, sea como lo mires, es de Cartagena hasta el hueso.

Con el pasar de los años, a partir del año 45 se construyó en un vaso de mayor resistencia.

Como podría esperarse, el vaso es claro porque pretende mostrar el juego de separación de la leche condensada, que es mucho más densa que el café, es decir, que solo se mezclan si remover el contenido.

La receta del café asiático

Si quieres hacer este café desde la comodidad de tu casa, requerirás de lo siguiente:

  • Café Arabica (Nunca utilices torrefacto)
  • Una taza de café asiático
  • Leche condensada
  • Coñac o Licor 43        
  • Canela
  • Limón
  • Granos de café

Preparación del café asiático español:

Paso n°1 Servir leche condensada cubriendo las facetas de la parte inferior del vaso, de ahí la importancia de tener el vaso correcto, ya que le proporciona la cantidad adecuada de leche condensada a utilizar.

Paso n°2 Agregue coñac para cubrir la línea de puntos del vaso.

Paso n°3 Añade un poco de Licor 43 encima de las lanzas de cristal.

Paso n°4 Añade un expreso casi encima del vaso

Paso n°5 Para finalizarlo, agréguele un poco de canela y una ralladura de limón con unos cuantos granos de café.

NOTA: Si tienes un vaso con cortes, las medidas podrás guiarte en el proceso.

Puedes hacer el café asiático desde casa ¡Con excelentes resultados!

Si tienes los ingredientes mencionados, sigue el paso a paso sin prisas, y verás que bien te queda, sin embargo, te recomiendo en las primeras veces de pruebas, no agregarle mucho brandi, ya que si eres nuevo en esto podrías coger de más y quedaría un poco fuerte para tu gusto.

Con la pandemia, a muchos españoles nos ha tocado hacerlo en nuestras casas, lo vemos como un café asiático un poco urbanizado, luego de hacerlo un par de veces vas notando como le vas cogiendo el ritmo.

Los españoles no podemos vivir sin café, eso es así.

Aparte del café asiático también están otros

Al principio hice mención del café barranquito, pero solo de pasada, ya que no quería entorpecer la historia, pero el café asiático es un tanto similar a este.

Solo que este es más popular en Tenerife, un barranquito por las mañanas es la ostia.

El barranquito es un café con leche condensada, con un toque de leche natural, acompañado con alcohol 43, una pizca de canela en polvo y un toque de ralladura de limón.

Como ya lo habrás pillado, son muy parecidos, así que, si no eres de cafés muy puros, el barranquito puede ser una buena alternativa ante el asiático.

Ambos cafés puedes tenerlos en cualquier cafetería del país, ya que son de los más conocidos.

¿Cuál café te ha gustado más? ¿Cuál te gustaría hacer en casa?

Siempre hay uno que gusta más que el otro, dependiendo del gusto del amate del café ¿Cuál ha sido el tuyo? Si te gustaría experimentar un poco y hacerte un café diferente desde casa ¿Cuál hicieras primero? ¡Comenta! Quiero conocer que café te gusto más.

Si no eres español, pero amas el café, deja tu comentario y dime cuál te gusta más y porque, también puedes compartir este contenido en tus redes sociales favoritas para hacer que tus conocidos prueben un café distinto al acostumbrado.