limpiar la cafetera italiana
Limpiar la cafetera italiana

A pesar de que en la actualidad se han implementado las últimas tendencias tecnológicas para la creación de cafeteras, muchas personas se siguen inclinando por la utilización de las tradicionales cafeteras italianas, con más de 85 años de historia, brindándonos su maravilloso servicio.

La cafetera italiana, también es conocida como cafetera moka, greca o macchinetta, esta tiene su origen en Italia y en el transcurso de los años se ha logrado extender por todo el mundo, para convertirse en un elemento básico, indispensable en cada cocina. Resalta entre las demás por su bajo costo, fácil utilidad y durabilidad extensa.

Ahora bien, aunque existen muchos modelos, de diseño y tamaño diversas, todas cuentan con un único proceso de limpieza, ideal para que esta se mantenga como nueva por muchos años y, además, logre brindarnos cada día, la mejor taza de café que hayamos probado.

Pasos Como limpiar la cafetera italiana

A continuación, te brindaremos un paso a paso sobre cómo limpiar una cafetera italiana de forma correcta, lo que garantizará que se mantenga perfecta por mucho tiempo. Es importante resaltar que esta limpieza se realiza pieza por pieza:

Paso 1- Separa las piezas:

Para dar inicio al proceso de limpieza, lo primero que debemos hacer es tomar la cafetera italiana y separar cada una de sus partes. Al realizar esto, puede que nos topemos con restos de café, así que lo que haremos será vaciarlos.

Al completar este procedimiento, tendremos a nuestra mano el filtro, la goma, el cacillo del café, así como también la parte inferior y superior de la cafetera de forma separada.

Paso 2- Realizar el lavado:

Puede ser realizado de dos maneras diferentes, ya sea mediante la utilización del lavavajillas o simplemente, un lavado a mano.

En relación al primero, hay que tomar en cuenta que el lavavajillas sea apto para limpiar este tipo de materiales sin ocasionar daño alguno, al igual que los productos utilizados. El lavado es sencillo, sólo hay que colocar las piezas en este electrodoméstico y programa un ciclo.

Ahora bien, para el lavado a mano, debemos contar con un estropajo o una esponja suave y con un poco de jabón, se friega cada pieza.

Paso 3- Colocar en remojo:

Este es uno de los pasos más importantes, por lo que no podemos obviarlo por nada del mundo, lo que haremos será calentar agua, y cuando este a punto de hervor, retiramos del fuego y procedemos a sumergir todas las piezas, haciendo uso de un poquito de jabón.

Dejamos en remojo las piezas por unos minutos para que el exceso de suciedad pegado sobre cada una, se ablande, haciendo más sencillo el proceso de limpiarlas, sin necesidad de realizar esfuerzo alguno.

Paso 4-Retirar las partes quemadas del recipiente inferior:

En ocasiones, al colocar estas cafeteras sobre el fuego de gas, la parte inferior se quema, generando una tonalidad oscura a su alrededor. Para eliminar este color y que quede con una apariencia nueva, vamos a requerir agua, vinagre y bicarbonato de sodio.

Ahora bien, lo que haremos será colocar en una olla la parte inferior de la cafetera, vertemos agua y vinagre en cantidades iguales, además de una cucharada de bicarbonato. Esto lo llevamos a la cocina a fuego medio y cuando este a punto de hervor, apagamos el fuego y dejamos reposar por unos minutos.

Al transcurrir este tiempo, debemos frotar en forma de círculos y comenzaremos a notar que la suciedad y partes quemadas se irán desprendiendo fácilmente.

En caso de que tu cafetera italiana no cuente con partes quemadas, puedes omitir este paso y simplemente enjuagar bien.

Paso 5- Limpieza del cacillo del filtro:

El cacillo del filtro es el lugar en que se coloca el café molido, por lo que, al paso de un tiempo, puede que queden restos que tapen los pequeños orificios de esta pieza. Así que lo más recomendable es limpiarlo, frotando cada parte de este, con un poco de agua tibia y jabón.

Para mejores resultados, puedes hacer uso de un cepillo, y en caso de que se encuentren muy pegados, te recomendamos aplicar ligeros golpes en la base del filtro.

Paso 6- Mantenimiento de la goma:

Puede que la goma te parezca una pieza prescindible, sin embargo, queremos informarte que su importancia es de mayor relevancia, puesto que es la que garantiza el correcto funcionamiento de la cafetera.

Para su cuidado, debemos limpiarla con agua y jabón cada vez que se utilice, evitando frotar en exceso. En tal caso de observar que esta pieza tome una tonalidad amarillenta, grisácea o verdosa, será necesario sustituir con una nueva. Se recomienda que se realice su cambio, por lo menos, una vez al año.

Paso 7- Limpieza del filtro superior:

La limpieza del filtro superior es fundamental para evitar la aparición de cualquier obstrucción que estropee nuestra cafetera o genere alguna clase de accidente indeseable. Se lleva a cabo frotando con un cepillo el filtro, retirando residuos de café que se encuentren en la pieza.

Paso 8- Mantenimiento de la parte superior:

Esta pieza requiere de un mayor tiempo de remojo en comparación a la parte inferior, y luego, de la misma manera, frotarla con agua y jabón. Si te es difícil llegar a toda su superficie, puedes utilizar un cepillo de dientes o de botella estrecho, te aseguro que se te hará más sencilla esta labor.

Paso 9- Enjuague y secado:

Finalmente, llegamos al último paso, donde sólo debemos enjuagar todas las partes, retirando el exceso de jabón con abundante agua y luego secarlas. Para esto último, se recomienda dejarlas secar al aire. Ya secas todas las piezas, se montan para ensamblar correctamente la cafetera y dar por terminada su limpieza.

Consejos para el mantenimiento de una cafetera italiana

Es recomendable realizar una limpieza cada vez que se utilice, para ello, sencillamente se lava cuando notemos que está totalmente fría, con abundante agua y secamos al aire.

Por otro lado, al adquirir por primera vez una de estas cafeteras, es aconsejable ejecutar una limpieza profunda para eliminar cualquier residuo tóxico que pueda traer consigo.

Ahora bien, al finalizar el proceso de limpieza profunda que describimos anteriormente, será necesario realizar un par de ciclos con sólo agua para eliminar cualquier resto de jabón u olor fuerte que pueda desmejorar el sabor del café.