Portada » Blog » Suflé de café
suflé de café

Suflé de café

Lo que me encanta del café es su versatilidad, en cuanto a su consumo; en bebidas, postres o incluso para tratar afecciones del cuerpo, tal como se explica en los beneficios del café; a veces creo que el café supera al chocolate en los postres; y de ello un ejemplo, el suflé de café; mi postre de café preferido.

Existen distintas bases para preparar suflé; y el café es una de las mejores; el suflé es un tipo de postre “gourmet” al igual que el café espumoso; que realmente deja una buena impresión a los ojos y también al paladar. ¿Quieres impresionar a tus amigos? ¿Quieres tener una merienda no convencional? Un suflé de café es la mejor opción.

Que el nombre del postre no te asuste ni te detenga; aquí te muestro una receta de suflé de café, fácil y simple de preparar; no tienes que ser un/a experto/a; solo que te apasione el café. Inténtalo y en los comentarios me dices que tal te fue.

Exactamente ¿Qué es el suflé de café?

Suflé de café

Como su nombre lo sugiere, este postre a base de café es de origen francés; muy famoso en los restaurantes en París; y que en la actualidad se ha extendido por muchas regiones.

A primera vista el suflé de café parece una especie de ponqué, pero realmente es un pudín que se levanta por acción de la cocción; algunos lo acompañan con salsa de chocolate y otros solo rocían glaseado; de cualquier manera es un postre que querrás probar una y otra vez.

¿Cuántas calorías tiene este postre?

Usualmente si no se abusa de la azúcar y demás ingredientes; siguiendo al pie de la letra las cantidades, el suflé suele ser bajo en calorías; cada porción aporta en promedio unas 85 calorías. Por supuesto, al ser un postre, se debe moderar su consumo.

¿Cómo preparar un exquisito suflé de café?

sufle de café
Suflé de café

Para este suflé existen varias formas de prepararlo, puedes usar harina para hacer del pudín, más sólido; puedes prescinidir de la harina y usar solo la fécula de maíz y tendrá una consistencia más suavizada.

Se puede acompañar con una salsa o degustarlo solo; tradicionalmente se consume inmediatamente al salir del horno, que aún permanece esponjoso. Su preparación es fácil y relativamente rápida.

Otro detalle importante es el tipo de molde que se usa para este tipo de postre, los suflé se sirven en “Ramekins”; moldes de porcelana, especialmente diseñados para tal fin.

Ingredientes

  • 90 gramos de Fécula o maicena de maíz
  • 15 gramos de café instantáneo
  • 5 huevos
  • 120 gramos de azúcar
  • 350 gramos de leche
  • Un toque de sal
  • 1 barra de mantequilla

Pasos para preparar un buen suflé de café

  1. Encendemos el horno, a una temperatura de 200 grados centígrados; así vamos temperando, mientras preparamos la mezcla para el suflé.
  2. Otro paso importante será preparar los moldes para el suflé, aunque son de cerámica, para asegurarnos de que no se pegue la mezcla; colocamos una delgada capa de mantequilla en el interior y posteriormente rociamos azúcar por dentro también.
  3. Corresponde ahora preparar la mezcla del pudín; para ello, extraemos las claras de los huevos y en un recipiente añadimos las yemas de huevo, el café y la azúcar; comenzamos a batir con la ayuda de una varilla. Procura que todos los ingredientes queden fusionados.
  4. Acto seguido, añadimos a la mezcla, la maicina y también la leche; revolvemos nuevamente hasta lograr una mezcla homogénea, de todos los ingredientes.
  5. Con las claras de huevo, haremos un merengue. Con la ayuda de una batidora, preparamos las claras hasta el punto requerido; e incorporamos al pudín que ya hemos elaborado; procurando dejar una sola mezcla.
  6. Con la mezcla terminada, solo nos queda llevarla a los moldes; algunos prefieren que el pudín quede al ras del molde y otros que esté un poco por debajo; hazlo como tu prefieras, lo que si te recomiendo es que no rebose el molde.
  7. Con la mezcla en los moldes, lo colocas en una bandeja y los llevas al horno por un tiempo no menor a quince minutos. Pasados esos minutos, sacas la bandeja y sirves los suflé de café.
suflé de café
Souflé de café

Un plus para el suflé con el praliné de almendras

El solo suflé de café para compartir ya te deja lucir bien delante de tus visitas, sin embargo, si deseas impresionar un poco más, te dejo este plus; que hará resaltar más el suflé.

El praliné de almendras es utilizado en muchas recetas; y podemos aplicarla en el suflé como una capa, por encima. Es fácil de preparar y te brindará una experiencia más profunda en los sabores.

Para el praliné, necesitarás:

  • 150 gramos de azúcar
  • 60 gramos de alendras
  • 60 ml de agua

Comenzaremos preparando una especie de caramelo de azúcar, solo que no dejaremos espesar. Selecciona un recipiente de aluminio o una olla; y a fuego medio, vamos a disolver la azúcar; dejamos cocinar por veinte minutos, revolviendo continuamente, hasta que se torne un color dorado suave.

Cuando tengamos el punto ideal para el azúcar, añadimos las almendras y dejamos cocinar por cinco minutos y retiramos del fuego. Extendemos un pedazo de papel aluminio y vertemos la mezcla, dejamos reposar por sesenta minutos o hasta que la mezcla se ponga dura; finalmente trituras la mezcla y decoras los suflé de café.

Recomendaciones para que el suflé quede perfecto

  • La mezcla del pudín a base de café se puede preparar, unas seis u ocho horas antes de hornear el suflé; por ejemplo si tienes una reunión pautada ; sea un compartir, un cumpleaños, etc. Procura que el recipiente que la contenga esté sellado con una cobertura plástica para que la mezcla permanezca intacta.
  • La preparación del merengue es crucial, como lo mencioné anteriormente. Cuando vayas a batir las claras, está atento/a añadir una pisca de sal, esto ayudará a darle firmeza al merengue. Al estar listo, se debe fundir con el pudín de inmediato.
  • No olvides precalentar el horno, recuerdo que esto toma tiempo; y si lo pasas por alto y la mezcla está lista, perderás tiempo valioso; y los resultados no podrían ser los esperados.

Ir arriba