El café es por excelencia una de las bebidas más demandadas en el mercado, tanto así que existen establecimientos dedicados exclusivamente al expendio de estos brebajes energéticos para unos y relajantes para otros. Pero ¿Cómo hacer que el café nunca falte? Aquí se abren paso las cafeteras industriales.

Con una súper capacidad para elaborar café en grandes cantidades, las cafeteras industriales son ideales para satisfacer siempre al público. EN este sentido hay quienes optan por adquirir cafeteras automáticas para ser parte del inventario del hogar. Sin embargo, como todo en estos días, existe una variedad de ellas, te las presentamos a continuación.

Tipos de cafeteras industriales

Cafetera industrial manual.

Es un tipo de cafetera que permite tener control de todos los aspectos en la preparación del café. En este sentido se puede controlar la cantidad de café, de agua, la temperatura o un factor muy importante como la presión.

Pros y contras de una cafetera industrial manual. 

Una cafetera industrial manual permite la elaboración de diferentes tipos de cafés sin perder el toque auténtico y de calidad, además es una excelente opción para demostrar las habilidades en la elaboración del mismo.

Lo que nos lleva a la desventaja es este último punto, en el cual solo un experto podría obtener los mejores cafés con ella, ya que es necesario controlar todo.

Cafetera industrial semiautomática.

Es la cafetera industrial más usada en hostelería y negocios. Por lo general viene integrada con un molinillo para café en granos. En su funcionamiento permite controlar algunas etapas dependiendo de la marca y modelo, tales como la cantidad de agua, la molienda y el prensado; luego de ello, con solo presionar un botón se obtiene el exquisito café.

Pros y contras de una cafetera industrial semiautomática. 

Este tipo de cafeteras es ideal para pequeños negocios por cuanto permite ajustar ciertas medidas sin tener que ser un experto, inclusive existen aquellas que poseen una medida de control estándar, obteniendo un resultado de calidad sin mucho esfuerzo. El lado menos positivo es que si no dominas algunos conocimientos en elaboración de café, no podrás obtener mucha variedad y te estarás perdiendo todo el potencial de la máquina.

Tipos de cafeteras industriales automáticos. 

Es el tipo de cafetera más sencillo de usar; es por ejemplo el que vemos en las máquinas expendedoras de café. Su funcionamiento es muy sencillo, basta con solo pulsar un botón y el café se prepara solo; incluyendo la cantidad de agua que saldrá, todo es controlado por la máquina.

Pros y contras de una cafetera industrial automática. 

Estas cafeteras son ideales para obtener cafés de forma muy rápida y sin intermediarios. Además, suelen estar programadas para elaborar diferentes tipos de cafés. Las desventajas radican en que la calidad del café suele ser moderada y en que requieren un mantenimiento continuo, puesto que se supone que será usada por muchos y se debe abastecer de materia prima.

Cafeteras industriales superautomáticas. 

 Las cafeteras industriales superautomáticas son similares a las automáticas, con la diferencia de que incorporan en su estructura un molinillo de café. Esto significa que al presionar un botón, además de salir automáticamente el agua, también la máquina se encarga de la molienda y extracción del café.

Pros y contras de una cafetera industrial superautomática. 

Esta cafetera es la cafetera automática que más calidad ofrece gracias a su molinillo incorporado, que hace que el café conserve más tiempo su frescura y sabor, obteniendo exquisitos resultados. Sin embargo, requiere de verificación de los recursos (materia prima) y mantenimientos continuos.

También te puede gustar:

5 razones para incorporar una cafetera en la oficina

Las 6 mejores máquinas de café pequeñas ¿Cuál comprar en 2021?