Como Usar Cafetera Expreso?

19.09.2022

Descargar el PDF Descargar el PDF Las cafeteras expreso (también llamadas cafeteras exprés) son una gran herramienta que puedes utilizar para preparar una variedad de deliciosas bebidas de café en casa. Las cafeteras vienen en variedades de máquinas o para la estufa. Las variedades de cafetera son un poco más fáciles de usar, ya que requieren menos trabajo manual. La mayoría de las cafeteras expreso están diseñadas para ser fáciles de utilizar, por lo que su uso es tan simple como llenar los filtros con café molido y esperar a que se prepare el expreso.

  1. 1 Llena el depósito. El depósito es la parte de la cafetera que contiene el agua. Debe haber un depósito claramente etiquetado en la cafetera, con líneas que indiquen qué tanto se debe llenar para una medida sencilla o doble.
    • Puedes usar agua filtrada si lo prefieres, pero algunas cafeteras de expreso vienen con un filtro incorporado.
  2. 2 Enciende la cafetera. Presiona el botón “encendido” de la cafetera que también debe estar claramente etiquetado. Espera hasta que se enciendan una serie de luces, lo que indicará que la cafetera está lista para usarse. Las cafeteras indican que están listas de diferentes maneras, así que revisa el manual de instrucciones. [1] CONSEJO DE ESPECIALISTA Rich Lee Director del programa Coffee & Food de Spro Coffee Lab Rich es el director del programa Coffee & Food de Spro Coffee Lab en San Francisco, una compañía con sede en California que se especializa en café artesanal, cócteles experimentales y ciencia de alimentos culinarios. Junto con su equipo, Rich se esfuerza por ofrecer una experiencia trascendente única, libre de comidas y bebidas estereotipadas. Rich Lee Director del programa Coffee & Food de Spro Coffee Lab ¿Sabías qué? Cuando calientas el agua para el expreso, la temperatura ideal debe estar entre los 90 y 96 °C.
  3. 3 Inserta el filtro. Retira el portafiltro que está debajo de la boquilla de salida de café de la cafetera. El portafiltro en una cafetera expreso se llena con un filtro dependiendo del tamaño de expreso que desees. Inserta un filtro sencillo o doble en el portafiltro. [2]
    • Si utilizas un filtro doble para una medida sencilla, o viceversa, puede que el expreso no salga bien. Antes de llenar el filtro, verifica que estés usando el filtro correcto. [3]
  4. 4 Llena el filtro con el café. Agrega el café molido al filtro. Usa una cucharilla para llenarlo hasta el borde. Limpia con los dedos si hay restos sueltos en los bordes del filtro. [4]
    • Si necesitas moler los granos, la mayoría de las cafeteras expreso tienen un molinillo incorporado que puedes usar.
    • Usa café molido para expreso si lo tienes a la mano. El café molido expreso es más fino que el café molido tradicional. El café expreso obtiene sus capas y sabor característico del hecho de que el agua caliente es forzada a través de granos muy pequeños. [5]
    • Usar café reciente generalmente ayuda a hacer un expreso con sabor fuerte y fresco. [6]

    CONSEJO DE ESPECIALISTA Rich Lee Director del programa Coffee & Food de Spro Coffee Lab Rich es el director del programa Coffee & Food de Spro Coffee Lab en San Francisco, una compañía con sede en California que se especializa en café artesanal, cócteles experimentales y ciencia de alimentos culinarios. Junto con su equipo, Rich se esfuerza por ofrecer una experiencia trascendente única, libre de comidas y bebidas estereotipadas. Rich Lee Director del programa Coffee & Food de Spro Coffee Lab ¿Sabías qué? Los diferentes tipos de expreso requieren cantidades distintas de café de grano fino. Por ejemplo, si quieres crear el Normale, un tipo común de expreso, agrega 10 g de café en un portafiltro.

  5. 5 Usa el compactador de café. Un compactador de café es un dispositivo pequeño con un mango que se utiliza para empujar y comprimir el café. Esto ayuda a garantizar que los granos estén compactados para que puedas tomar una taza de expreso con un sabor fuerte. Para usar el compactador, presiónalo sobre el café molido. [7]
  6. 6 Coloca y asegura el portafiltro. Coloca la cabeza del portafiltro debajo de la boquilla de salida de café de la cafetera. En la mayoría de las cafeteras debes girar el portafiltro ligeramente hasta que escuches un clic que indica que el filtro está asegurado correctamente. [8]
  7. 7 Coloca una taza debajo de la boquilla de salida. Una vez que el portafiltro esté asegurado en su sitio, coloca una taza justo debajo de la boquilla. Asegúrate de que la taza sea lo suficientemente grande como para contener el expreso. [9]
  8. 8 Presiona el botón de colado. Las cafeteras expreso tienen botones para una o dos medidas. Presiona el botón para la medida que quieras usar. La cafetera preparará el expreso y lo verterá en la taza. [10] CONSEJO DE ESPECIALISTA Si tienes que presionar el botón manualmente para dispensar agua, hazlo por 35 a 40 segundos. Rich Lee Director del programa Coffee & Food de Spro Coffee Lab Rich es el director del programa Coffee & Food de Spro Coffee Lab en San Francisco, una compañía con sede en California que se especializa en café artesanal, cócteles experimentales y ciencia de alimentos culinarios. Junto con su equipo, Rich se esfuerza por ofrecer una experiencia trascendente única, libre de comidas y bebidas estereotipadas. Rich Lee Director del programa Coffee & Food de Spro Coffee Lab
  1. 1 Llena la parte inferior con agua. Una cafetera de estufa tiene una parte superior y una inferior. Llena la parte inferior hasta el borde con agua fría. [11]
    • Es mejor enjuaga ligeramente el recipiente primero, solo para asegurarte de que esté lo más limpio posible.
    • Usa agua filtrada para obtener mejores resultados.
  2. 2 Agrega café en la parte superior. Coloca el café molido en el filtro superior, llenándolo hasta el borde. No empujes el café, en su lugar, nivélalo con la punta de los dedos y limpia el exceso de los bordes. [12]
    • Si bien puedes usar el mismo tipo de café que usarías para el café goteado, el sabor puede mejorar si usas café molido para expreso. El café molido para expreso es más fino y este obtiene sus capas y sabor característico con el agua caliente forzando su paso a través de granos muy pequeños y compactos. [13]
  3. 3 Junta las dos partes. Coloca la parte superior encima del recipiente inferior. Enrosca las partes con firmeza para que queden completamente selladas. [14]
    • Ssimplemente coloca las partes una encima de la otra y gíralas de la misma forma en que harías girar la tapa de un frasco.
  4. 4 Pon la cafetera en la estufa. Coloca la cafetera directamente sobre la estufa. No es necesario usar una olla o sartén. Enciende la estufa a fuego lento. [15]
  5. 5 Retira y sirve el expreso. Los tiempos varían, así que revisa de vez en cuando la cafetera expreso durante el proceso. Cuando este termine, la parte superior se llenará con café. Luego de esto, puedes retirar la cafetera de la estufa y servir en una taza. [16]
    • El expreso no debe tardar más de cinco o diez minutos en elaborarse.
  1. 1 Invierte en un tubo vaporizador y una jarra de acero inoxidable. Para hacer leche espumosa o vaporizada, necesitas un dispositivo especial llamado tubo vaporizador que puedes comprar en una tienda por departamentos o en la Internet. Un tubo vaporizador se usa con una jarra de acero inoxidable. En la mayoría de los casos, la jarra se llena con leche a un tercio de su capacidad antes del proceso de espumado o la cocción al vapor. [17]
    • Algunas cafeteras de expreso vienen con un tubo vaporizador incorporado que se puede encender usando el panel de control de la cafetera.
  2. 2 Haz leche espumosa con un tubo vaporizador. Para espumar la leche con un tubo vaporizador, llena con leche la jarra de acero inoxidable a un tercio de su capacidad. Coloca la punta del tubo aproximadamente dos centímetros (media pulgada) en la leche, manteniéndolo a un borde de la jarra. Enciende el tubo vaporizador y espera hasta que la leche cree un remolino natural.
    • Asegúrate de limpiar la cafetera después de cada uso;
    • Empuja hacia abajo hasta donde puedas para que el café quede bien compacto;
    • Así, deberás dispensar unos 60 ml;
    • Para usar el tubo vaporizador, coloca la punta del mismo en la leche y luego enciéndelo;

    Deja que la leche gire hasta que duplique su tamaño y tenga una textura agradable y espumosa. [18]

    • Si no se forma un remolino de forma natural, haz girar la jarra ligeramente en el sentido de las agujas del reloj para crearlo.
  3. 3 Haz leche espumosa con un frasco y el microondas. Si no tienes un tubo vaporizador, puedes usar un frasco y el microondas. Vierte tanta leche como necesites en un frasco. Enrosca firmemente la tapa y agita el frasco lo más fuerte que puedas hasta que la cantidad de leche se haya duplicado. Esto generalmente toma entre 30 y 60 segundos. [19]
  4. 4 Haz leche vaporizada con un tubo vaporizador. Llena la jarra un tercio de su capacidad con leche. Inserta el tubo lo suficiente como para que sus orificios queden sumergidos en la leche. Enciende el tubo y espera a que se caliente. Deja reposar el tubo en un borde y al fondo dentro de la jarra. Una vez que haya un remolino constante girando y la leche esté tibia, inclina la jarra en un ligero ángulo. [20]
    • Usa un dedo para tantear la temperatura de la leche, pero asegúrate de lavarte las manos primero.
  5. 5 Prepara un capuchino. Coloca una o dos medidas de expreso en una taza. Vierte leche vaporizada en la taza sobre el expreso para llenarlo de tres a cinco centímetros (una a dos pulgadas) por debajo del borde. Luego, agrega de dos a tres centímetros (una pulgada) de leche espumosa en la parte superior de la leche vaporizada. [21]
    • Si lo deseas, puedes agregar una pizca de especias dulces como canela o un poco de cacao en polvo encima del capuchino.
  6. 6 Prepara un latte. Haz el expreso y viértelo en una taza de café ancha. Puedes usar una medida sencilla o doble. Vierte leche vaporizada sobre el expreso para que se llene de tres a cinco centímetros (una a dos pulgadas) por debajo del borde. Luego, agrega cerca de un dedo de leche espumada encima. [22]
  1. 1 Revisa el manual de instrucciones antes de usar la cafetera. Cada cafetera expreso es diferente. Siempre es buena idea leer las instrucciones antes de usar la cafetera, solo para asegurarse de que la utilizarás correctamente. [23]
    • Si perdiste la copia en papel, puedes hacer una búsqueda en la Internet del modelo de cafetera expreso. Es posible que puedas encontrar un PDF con las instrucciones en línea.
  2. 2 Usa solamente agua fría y limpia en el depósito. El agua sucia o el agua tibia pueden descomponer el depósito de la cafetera. Asegúrate de utilizar agua fresca potable o embotellada cada vez que prepares café expreso. Si usas agua del grifo, fíltrala para una mayor limpieza. [24]
  3. 3 Limpia la cafetera expreso después de cada uso. Ya sea que estés usando una cafetera expreso electrónica o portátil, lava los filtros con agua bajo el grifo para eliminar los restos de café después de cada uso. Limpia también la boquilla de salida y los bordes de la cafetera con un trapo limpio para eliminar cualquier derrame. [25]

¿Cómo funcionan las cafeteras de expreso?

La Caldera – Una vez que el agua haya avanzado gracias a la bomba, es el momento de aumentar la temperatura. Al igual que con la fuente y la presión del agua, la consistencia en este punto también es importante. Como habrás adivinado, la responsabilidad de una caldera en una máquina de espresso es calentar el agua del sistema.

  • En general, las máquinas profesionales tienen un doble sistema de caldera;
  • Esto significa que tienen una caldera específicamente para la extracción y otra que se usa con la vara de vapor;
  • Las dobles calderas resuelven el problema de necesitar temperaturas diferentes;

El agua para la extracción debería tener una temperatura de 93 ºC (200 ºF) y el agua para generar vapor necesita llegar a los 100 ºC (212 ºF). La temperatura del agua tiene un impacto directo en el tiempo de extracción, así que la inconsistencia puede alterar el sabor del shot. Como Usar Cafetera Expreso Extrayendo un shot de espresso. Crédito: Neil Soque Muchos fabricantes han instalado en las máquinas de espresso controles proporcionales integrales derivativos (PID por sus siglas en inglés) o controles digitales de temperatura. Estos ingeniosos dispositivos se conectan al elemento de calentamiento y gestionan los ciclos de encendido/apagado para que las temperaturas de la caldera se mantengan óptimas.

Sin esta tecnología, los niveles de calor fluctuarían y provocarían inconsistencias en tus espressos finales. “El barista nunca debería preguntarse si el agua que llega a sus cafés es demasiado caliente o fría”, dijo Diego.

La mayoría de las máquinas de espresso también tiene una vara de vapor. Esta es la delgada boquilla metálica al costado de la máquina de espresso. Las varas de vapor funcionan al liberarse el vapor desde la caldera más caliente de las dos. Luego, el vapor pasa por este tubo delgado directamente a la leche. También te puede interesar Control En La Temperatura Del Agua: Cómo Preparar Un Mejor Café Como Usar Cafetera Expreso Centro de capacitación de Counter Culture Coffee en Seattle. Crédito: Christy Duggan.

¿Cómo hacer un espresso en cafetera?

¿Qué cantidad de café se le pone a la cafetera?

La cafetera hay que llenarla de agua sólo hasta el tornillo y no chafar el café con una cuchara – “No es nada recomendable poner la cafetera con agua fría y dejarla hirviendo 5 minutos mientras nos duchamos”, cuenta Valverde, consciente de que es un error habitual. Morsa Images / Getty 8. No cuidar la cafetera Como todo en la vida, una cafetera requiere de cuidados básicos. Si tenemos una italiana “hay que controlar que la goma que sella la rosca se conserve blanca que no se nos haya quemado y se haya vuelto gris”, apunta Mestre. El experto aconseja l avarla con agua y con el dedo “sin utilizar jabón” para que no se filtre en el aluminio.

¿Y qué ganas si compras un café excelente y lo preparas mal? En las cafeteras de filtro, como regla general, Mestre recomienda usar 30 gramos de café por cada medio litro de agua. Y si tienes una espresso “el punto ideal lo conseguirás si rellenas una taza con 35 ml de café en una ventana de tiempo de 20-25 segundos”, apunta Valverde.

En el caso de la cafetera de filtro o goteo, se aconseja pasar agua caliente en los filtros antes de colocarlos para asegurarse de que estén bien limpios “porque algunos se blanquean con una solución que lleva cloro”, cuenta Valverde.

¿Cuánto café se pone en una cafetera de goteo?

INSTRUCCIONES DE PREPARACIÓN – MOLIENDA Media, tipo arena de playa. TIPO DE CAFETERA Cafetera de Filtro PREPARACIÓN Colocar el filtro de papel en la cafetera de goteo. Medir la cantidad de café molido que vamos a necesitar y añadirlo sobre el filtro (2 cucharadas de café por cada taza que queramos elaborar). Llenar el depósito con agua a temperatura ambiente, de la máxima pureza, hasta la marca requerida. Encender la cafetera y esperar a que el agua filtre por el café molido hasta llegar a la jarra.

¿Cuál es la mejor cafetera express para el hogar?

Las mejores cafeteras express del mercado

Cecotec Power Espresso 20 (4,1 / 5) La mejor cafetera express barata Ver precio
Delonghi Dedica (4,4 / 5) La mejor cafetera express manual (de brazo) Ver precio
Delonghi Magnífica (4,4 / 5) La mejor cafetera express superautomática Ver precio

.

¿Cuánto tarda en calentar una cafetera de bar?

¿Cuanto consume mantener la cafetera encendida? – Para empezar a tener las ideas un poco mas claras,  vamos a saber cuánto nos cuesta mantenerla encendida de noche. Tener una cafetera de dos grupos encendida tiene un consumo eléctrico aproximado de 0,5 KW/H por cada hora de funcionamiento.

Con un coste aproximado de 0,13 € por un 1 KW/H. Resulta que mantener la cafetera encendida nos cuesta unos 6,5 céntimos la hora (contando que la cafetera llevara todo el día en funcionamiento  y esté en condiciones óptimas de trabajo) Ahora, vamos a calcular cuánto nos cuesta el encender la cafetera.

Una cafetera de dos grupos tarda unos 45 minutos en estar en las condiciones de trabajo. Unos 20-30 minutos en llegar a la presión de 1bar y el resto del tiempo en que todos los componentes lleguen a la temperatura adecuada. En esos 45 minutos el consumo eléctrico habrá sido de 1,5 KW/H. Como Usar Cafetera Expreso Eso sí, para mantener la calidad del café debemos seguir unos consejos. Los portafiltros y las tazas deben estar en su sitio desde el momento que la encendemos, para que todos los componentes estén a la temperatura adecuada. Así mismo,  debemos purgar agua por los brazos y vapor por el grifo. En un local que cierre unas 10 horas diarias y un día a la semana, pararla nos generará un ahorro aproximado de 350 € anuales en consumo eléctrico.

Si multiplicamos 0,13 € por  1,5 KW/H,  habremos gastado unos 20 céntimos. Conociendo estos valores ya podemos determinar que empezaremos a ahorrar en consumo eléctrico si paramos la máquina durante más de 4 horas.

Es posible que si lo miramos como un gasto diario, nos suponga unos céntimos diarios, pero si lo vemos como un gasto anual, la cantidad no es nada desdeñable.

¿Cuánto café debe tener un espresso?

Se consigue haciendo pasar durante 25-30 segundos un chorro de agua caliente a presión (9 o más atmósferas) a través de una capa de 7 gramos fina y prensada de café molido. El resultado es un concentrado de no más de 30 ml de puro placer gustativo.

¿Cuántos granos de café se necesitan para un espresso?

Entendiendo El Espresso – Antes de conocer sus consejos, estudiemos lo que es en realidad un espresso. Este café corto se caracteriza por su intensidad, debida al bajo volumen y a la presión involucrados en su preparación. Según la Asociación de Cafés Especiales ( SCA) , “el espresso es una bebida de 25 – 35 ml preparada con entre 7 y 9 gramos de café a través del cual se ha forzado el paso de agua limpia a 90.

5-96. 1ºC, usando 9 – 10 atmósferas de presión, y para el cual se muele el café de manera que el tiempo de extracción sea de entre 20 y 30 segundos”. Estos 20 – 30 segundos representan un buen parámetro. Sin embargo, debes tener presente que no existe una regla concreta para el establecer el tiempo.

El comportamiento del café durante la extracción depende de muchos factores, incluyendo el tamaño de la molienda, el origen del café, el perfil de tueste, tus preferencias personales, entre otros. Entonces, demos un vistazo a los consejos de los expertos para mejorar tu espresso hecho en casa. Como Usar Cafetera Expreso La cocina del Dalla Corte Studio. Crédito: Dalla Corte.

¿Cómo hacer un buen café expresso sin máquina?

Método 1, con prensa francesa – Es una de las cafeteras  más comunes para los amantes del café de verdad, así que es probable que ya tengas una; pero si no es el caso y tampoco sabes de qué se trata, la prensa francesa es básicamente un cilindro de cristal o acrílico delgado con un pico para servir, rodeada de un armazón metálico con un asa de material que no se calienta (baquelita, normalmente) y una tapa con un pistón que baja hasta un poco más allá de la mitad del cilindro de cristal.

  • Su precio es súper accesible y son fáciles de encontrar;
  • Lo único que necesitas para preparar tu espresso casero con este método es, literal, agua caliente y café de grano molido;
  • Primero que nada, debes moler los granos de café;

Sabemos que para hacer un espresso tradicional se necesita un molido muy fino, pero este no es el caso, pues si los mueles muy finamente, traspasaría la malla del pistón y haría un café lodoso, lo mejor es molerlos a que queden más o menos gruesos y puedan soltar su esencia en el agua por el tiempo justo para crear un café vigoroso.

  1. Necesitas 4 cucharadas de granos de café molido para preparar dos tazas;
  2. Segundo paso, calienta el agua;
  3. Ya que esté caliente pero aún no hirviendo, vierte un chorrito en tu cafetera y gírala para calentarla y evitar que truene por el súbito cambio de temperatura;

Sigue calentando el agua justo hasta que empiece a hervir o un poquito antes. Si no la calientas lo suficiente, tu espresso quedará débil y aguado. Ahora, añade el café molido a tu cafetera. Ya que hirvió el agua, déjala enfriar unos 20 a 25 segundos y después vierte en la cafetera hasta cubrir apenas con ella los granos molidos.

Ya que suelten un rico aroma , vierte el resto del agua caliente, revuelve muy suavemente con una cuchara y déjalos reposar para que suelten toda su esencia por unos 5 minutos. Ya que haya transcurrido este tiempo, baja el pistón lenta y cuidadosamente.

El tiempo que dejes al café soltar sus aceites y esencia es muy importante para obtener una perfecta taza, así que ya que lo hayas probado, establece si necesitas dejarlo un poco menos o un poco más la próxima vez, y recuerda cuántos minutos es lo ideal. .

¿Cuántas cucharadas de café para cafetera de 4 tazas?

¡Sigue estos pasos disfruta de un buen café! –

  • Paso 1:  El filtro de papel: Coloca el filtro del café en el lugar correspondiente.
  • Paso 2:  Cantidad de café: El café a utilizar será según la cantidad de tazas que quieras obtener. La proporción recomendable es de 1 cucharada de café por 240 ml, equivalente a una taza de 8onz.
  • Paso 3 : Cantidad de agua :  Para medirla, utiliza las líneas de la jarra para el café y considera las tazas que vas a querer obtener.
  • Paso 4:  Enciende tu cafetera y espera hasta que el café termine de filtrarse antes de servirlo.
  • Paso 5:   ¡Ya está! Tu café en menos de 4 minutos listo para disfrutar.

¿Cuántas cucharadas de café se le pone a una taza?

1 cucharada de café molido por cada 6 onzas líquidas de agua (para tazas ).

¿Cuántas cucharadas se le echa a una taza de café?

Definir la proporción a gusto. – 1:15 es una buena proporción para empezar y luego bajarla o subirla. De ser 1:15 solo se multiplica 15×20= 300. Esto quiere decir que se deben agregar 300 gramos de agua. Como Usar Cafetera Expreso.

¿Cuántas veces se puede utilizar el café molido?

Una vez recolectado, el café molido se seca y se puede reutilizar para hacer pellets, por ejemplo. Aun así, el uso de biocombustibles hechos a base de residuos de café no es algo común alrededor del mundo, y su fabricación y procesamiento requiere de una infraestructura compleja.

¿Cuánto tiempo se puede dejar el café en la cafetera?

¿Puedes beber café reposado? – Después de haber preparado café, tienes 30 minutos para beberlo antes de que el sabor comience a cambiar notablemente. Si el sabor es importante para ti, no dejes el café afuera. Una vez que pase la marca de las dos horas, el café perderá sus compuestos aromáticos y desarrollará un sabor desagradable.

  • A pesar de los cambios que se están produciendo, puedes dejar café negro preparado durante más de 24 horas a temperatura ambiente y aún así será seguro beberlo;
  • Dicho esto, en ese punto, puedes despedirte de su sabor original;

Si has agregado leche u otros productos lácteos a tu café, no puedes dejarlo por más de dos horas a temperatura ambiente. Después de preparar una olla y servir un café, puedes poner las sobras en el refrigerador y estará seguro durante aproximadamente una semana.

Alternativamente, si estás almacenando cold brew, puedes dejarlo en el refrigerador durante 10 a 14 días. Independientemente de cómo guardes el café sobrante, la cuestión de ‘cuánto tiempo puede permanecer fuera el café preparado’ no es tan sencillo como pensamos.

Debes considerar el recipiente y la ubicación de almacenamiento, así como el color del café. A continuación, exploraremos el ciclo de vida del café sobrante.

¿Cuál es el mejor café para cafetera de goteo?

¿Qué necesitaremos para hacer un café de filtro en la cafetera de goteo Chemex? – Una Cafetera Chemex. Un filtro especial de un papel grueso que quita los sedimentos más finos y la grasa que le aporta el toque más amargo al café. Este es uno de los secretos de esta cafetera: la velocidad de filtración del café.

Es tan precisa que le confiere al café un sabor difícilmente mejorable. La molienda debe ser realizada en el momento , como para cualquier otro tipo de café. Una molienda media es ideal, más fino que el café que utilizas para una prensa francesa y más grueso que el que debes de utilizar para cafetera italiana.

La textura que tienes que conseguir es una textura granulada como de arena. Si la molienda es muy fina, por ejemplo el café molido que venden en tienda, la Chemex se estancará y, por el contrario, si es demasiado gruesa generará un goteo demasiado rápido y el café no tendrá el sabor que debe tener.

¿Por qué no sube el agua de la cafetera?

Conclusión: ¿porque mi cafetera italiana calienta el agua pero el café no sube? – No podemos decirte con precisión cuál es el motivo por el que tu cafetera italiana no llena como antes. Lo que sí podemos asgurarte es el que motivo es, casi con total seguridad, uno de los siguientes:

  • Estás utilizando más café del debido, haciendo que se compacte en el depósito. Esto impide que el agua suba hacia la parte superior de la cafetera.
  • El filtro de tu cafetera ha acumulado demasiada suciedad y no permite que el agua pase hacia el conducto de forma eficiente.
  • El conducto por el que sube el café está calcificado, por lo que no puede subir todo el café.
  • Hay una fuga en algún lugar de la cafetera, por lo que se pierde gran parte del agua en el proceso.

¿Cómo se transfiere el calor de una cafetera?

En el cuerpo inferior – El fuego calienta el cuerpo inferior de la cafetera. El metal, aluminio o acero, conduce fácilmente el calor y lo transfiere al agua. Aumenta la temperatura del agua y el aire contenidos en el depósito inferior, que es un compartimento cerrado que comunica con el cuerpo intermedio mediante un tubo.

El agua del depósito no se caliente uniformemente. En primer lugar aumenta la temperatura del agua situada junto a la base, que se dilata. En consecuencia, disminuye su densidad. El agua que está encima es entonces algo más fría y densa que la de abajo.

El agua más caliente y ligera sube mientras el agua más densa y fría desciende. Ello hace que toda la masa de agua se mezcle y se vaya calentando. Entretanto, se ha elevado también la temperatura del aire contenido en el depósito inferior, que se expande rápidamente elevando la presión. El aumento de presión produce dos efectos importantes:

  1. La presión en el cuerpo inferior se hace mayor que la atmosférica. En consecuencia, el agua caliente comienza a subir al cuerpo intermedio de la cafetera por el único lugar posible, el extremo del tubo que conduce al depósito de café molido. Junto con el agua en estado líquido sube también vapor, agua en estado gaseoso, cuya proporción va aumentando.
  2. Debido al aumento de la presión sobre el agua del depósito, la temperatura de ebullición del agua se eleva. El agua hierve a más de cien grados. Hervir el agua requiere más calor.

¿Qué tipos de cafeteras hay?