El café de especialidad se trata de un café que prácticamente es procesado a través de una técnica de arte.

Es por excelencia un procedimiento que implica ciertos aspectos como la elección del área de cultivo de los granos, su manera de extracción, la calidad, el tostado perfecto y una impecable preparación, hasta que el producto llega a tu paladar.

café de especialidad

¿Qué es el café de especialidad?

Este café es aquel grano verde de especial sabor que no presenta defecto alguno, se puede distinguir ese sabor en cada taza que se prepara, ofreciendo una experiencia muy agradable cuando lo consumas.

Algunos elementos importantes que se toman en cuenta para conjugar y lograr un mejor y excelente café son: el tipo de grano, el origen, la finca, el secado, el tostado y la cultura autóctona.

Recolección y características de los granos

Las cerezas de café deben ser recolectadas con mucho cuidado y se deben cosechar únicamente las que cumplen las reglas de calidad. Esta selección suele hacerse manualmente, notando el punto exacto de maduración para cada especialidad y desechando los granos defectuosos que pueden brindar un desagradable sabor.

café de especialidad

Además de imperfección en la preparación, con tan solo un grano dentro de miles, incidirá de forma directa en el sabor.

De este modo, el caficultor se encarga de recolectar las cerezas rojas que estén en perfectas condiciones, para obtener un excelente café de especialidad; mientras que los granos verdes, negros e inmaduros se desechan, ya que aportan un sabor amargo y agrio a la bebida.

Proceso luego de la cosecha

Despulpado y secado del café

Luego de la recolección las cerezas deben pasarse por una máquina especial que las despulpará, eliminando la parte carnosa y dejando solo el grano puro, seguidamente pasan a un proceso de deshidratación al sol, para evitar excesiva fermentación y se puedan almacenar de forma correcta.

Cabe señalar, que en la fermentación se puede jugar con los sabores del café e incluso hacerlo más exquisito, tal es el caso de Kenia, donde fermentan este producto hasta dos veces.

café de especialidad

Adicionalmente, existen 3 formas de procesar y secar el café, estos son: lavado, natural y honey, el sabor que se obtiene del café dependerá de cada uno de estos procesos.

Descascarado (Proceso de trilla)

Luego del proceso de secado, se deben descascarar cada uno de los granos a través del proceso de trilla, de esta forma se removerá la última cáscara que recubre cada grano, dejándolo listo para el tostado.

café de especialidad

Tostado

Esta es una de las últimas fases del proceso y la más importante, ya que el tostador tiene la labor de resaltar a través del tostado lo mejor del grano, según sus características y origen, si se realiza mal el tostado arruinaría el trabajo de meses y hasta de años.

café de especialidad

El nivel de tueste también dependerá de la temperatura, origen, cultura y uso que se les dé a los granos, según como se haga este proceso se obtendrá la perfección.

Envasado

El empaquetado es el último paso del procedimiento, donde el café llega a tu alacena o cafetería preferida y el barista ya será el encargado de seleccionar los granos que estén ideales para filtrado y preparación.

café de especialidad

Diferencias entre café de especialidad y café comercial

Muchos expertos afirman que elegir un buen café es igual que elegir un buen vino, y es tan cierta esta afirmación, porque actualmente existen diversas compañías que producen enormes cantidades de marcas de café que inundan el mercado con sus productos, cuya calidad varía de forma radical de un extremo a otro.

En tal sentido, debes ser prudente y tomar en cuenta ciertos aspectos que te permitirán diferenciar un café de especialidad de un café comercial común, entre las que destacan:

Café de especialidad

  1. Es proveniente de zonas geográficas específicas y claramente identificadas.
  2. El café que se utiliza es arábico.
  3. En su proceso se cuida la calidad del cultivo, cosecha, selección, proceso, tostado y envasado.
  4. En la etiqueta de su empaque informa la fecha de tueste, finca, origen, proceso, la altura y variedad.
  5. Se usan granos que no presentan defectos.
  6. Presenta un sabor distintivo y complejo.
  7. Debe ser evaluado por catadores certificados.
  8. Proviene de pequeños productores.

Café comercial

  1. Emplea granos defectuosos.
  2. Usa la especie de café robusta y la mezcla entre robusta y arábica.
  3. No está apegado a ningún parámetro de calidad.
  4. Los granos usados para este tipo de café se recolectan sin importar su grado de maduración.
  5. En la etiqueta de este café no se indica fecha de tueste, origen, altura, proceso, finca o variedad.
  6. De sabor amargo y con notas de quemado, no se pueden reconocer matices.
  7. El tostado es intenso por ser industrial, casi quemado, con el objetivo de esconder defectos.
  8. Destinado al consumo masivo.

Es importante destacar que cada vez que pruebas un café de especialidad, saborearás un proceso y una historia, ya que esta bebida te ofrecerá un sabor inigualable y unas magníficas notas que tan solo un momento especial te pueden dar.